lunes, febrero 21

Como dos extrañas y entre mil caras desconocidas nos abrazamos sin importar el ámbito en donde estábamos. (Habían pasado tantos meses, tanto tiempo de aquella vez que la ví por última vez).
Felices estábamos, nos sonreíamos y nos mirábamos como si estuviésemos viviendo momentos del pasado, en el que éramos casi una misma persona.
Al sentir su abrazo, supe que en ese mismo instante debía olvidarme del pasado, para traer a mi futuro a aquella persona que me hizo sentir muchísimas emociones en solo dos años. Aquella persona que se había alejado por completo de mí, sin importar lo que éramos.
Aquella persona que había estado a miles de Kilómetros pensando (o no) en mí.

2 comentarios:

Luiza-manie dijo...

lindo post! me gusta

So hard. . . dijo...

Bonito blog!!!
T sigooooo!


A-lifetimedream :)